Banca y Finanzas por Diego Ricol

Toda la información y consejos de la Banca y las Finanzas con Diego Ricol

Patrimonio neto negativo- Cuáles son las consecuencias

¿Tienes una empresa con patrimonio neto negativo? ¿Quieres saber qué puede sucederle a tu negocio y cómo impedir tener malas consecuencias? En este artículo hablamos del patrimonio neto y las consecuencias y soluciones cuando es negativo.

¿Qué es el patrimonio neto?

El patrimonio neto de una empresa hace referencia a todos los elementos que conforman la financiación propia de una empresa, tanto los fondos propios aportados por los socios, como las reservas de la empresa y los beneficios generados. Se calcula restando el pasivo del activo.

El activo está formado por todos los recursos propios de la empresa para poder llevar a cabo su actividad profesional (fábricas, dinero en efectivo, máquinas, inmuebles, facturas pendientes de cobrar, etc.) y que pretenden obtener beneficios en un futuro. Por su lado, el pasivo indica la forma de la cual han sido financiados los activos (préstamos, deudas con el banco, facturas pendientes de pagar a proveedores, etc.). Así pues, podemos afirmar que el patrimonio neto es el excedente, que correspondería a los accionistas.

Hay momentos en los que el patrimonio neto puede ser negativo, aunque no tiene por qué ser siempre malo. Un patrimonio neto negativo puede deberse por una mala situación económica de la empresa, pero también puede suceder que la empresa genere beneficios constantes y los reparta en dividendos a sus accionistas o recomprando acciones, una acción que también podría reducir el patrimonio neto.

Patrimonio neto negativo- Cuáles son las consecuencias

Consecuencias de tener patrimonio neto negativo

Si los motivos por los cuales el patrimonio neto es negativo son malos, hay un riesgo real de que la empresa no sea capaz de hacer frente a sus obligaciones de pago y, por lo tanto, no subsanar las deudas con sus acreedores.

Si esta situación se alarga sin hacer nada por solucionarla, puede darse el caso de que la sociedad deba disolverse por ley. Existe una responsabilidad por las deudas sociales del administrador bajo la cual tendría que responder incluso con su patrimonio personal.

Es decir, siempre que la causa del patrimonio neto negativo de una empresa esté causada por una mala situación económica de la empresa, será necesario tomar acciones para solventar dicha circunstancia intentando garantizar que la empresa pueda sobrevivir y hacerse más fuerte.

Soluciones para el patrimonio neto negativo

La solución a un patrimonio neto negativo requiere que los fondos propios tengan el nuevo valor exigido por la Ley de Sociedades de Capital. Esta situación se consigue logrando la entrega de nuevos fondos en la sociedad.

Las dos principales medidas para revertir esta situación son:

  • Ampliar el capital social.
  • Aportaciones económicas de los socios que reduzcan las pérdidas acumuladas.

Aunque también pueden llevarse a cabo las siguientes acciones:

  • Préstamos participativos.
  • Reducir el capital para compensar las pérdidas siempre que sea posible.
  • Conversión de préstamos ordinarios en participativos.

Ver fuente

Siguiente Entrada

© 2021 Banca y Finanzas por Diego Ricol

Tema de Anders Norén